Rubias

Cuidados para los cabellos rubios

Presumes tu rauda cabellera rubia, eso está muy bien, pero, ¿sabes que cuidados debes brindarle para que conserve su belleza y siga generando el mismo impacto? En este artículo te vamos a enseñar todo lo que necesitas saber para que tu cabello platinado siga atrayendo miradas de admiración y de envidia.

Ahora que por fin te has decidido a aclarar el cabello, el siguiente paso es saber cómo hacer para que tu nuevo look genere el impacto anhelado. Una de las ventajas que te ofrece este tipo de coloración es que te ayuda a suavizar tus rasgos, sin embargo, también es verdad que necesita de una serie de cuidados una vez hayas realizado el aclarado para conservar la tonalidad. El cabello rubio, al ser de un tono claro, resulta más frágil, pero no resulta demasiado problema cuidarlo y mantenerlo saludable. Al momento de cepillarlo emplea un cepillo suave de cerdas naturales, así evitarás maltratar tu delicado pelo.

Es importante que empieces a cuidar tu rubio desde un inicio. Vas a encontrar en el mercado una amplia gama de productos que le ofrecen los mejores mimos a tu rubia cabellera. Están los polvos decolorantes y los tintes sin amoniaco que ayudan a conservar la firmeza del color sin lastimar la fibra capilar. Puedes elegir entre el polvo decolorante de TMT y los tintes de Fanola. Los productos que vayas a usar deberán ser específicos para cabellos rubios, deben ser suaves y sin fuertes agentes químicos, sobretodo el champú con el que vas a lavar tu melena.

Recuerda que tanto la plancha como la secadora maltratan bastante el cabello rubio, por eso es aconsejable que los dejes de lado, y si definitivamente tienes que hacer uso de ellos aplica antes un producto protector. Igualmente, el sol puede jugar en contra de las cabelleras claras haciendo que desaparezca el brillo, así que si tienes pensado salir a disfrutar del verano lleva contigo un sombrero o gorro que te protejan de los rayos del astro rey.

Si quieres salir y disfrutar un poco en la piscina o alberca, ten en cuenta que el agua con cloro o el agua contaminada puede variar la tonalidad de tu cabello haciendo que este se vea verdoso. Si no quieres que te confundan con la novia de Hulk ponte un gorro antes de meterte al agua; una vez hayas salido de la piscina, enjuaga tu cabello con agua mineral. Lávalo con agua fría o tibia, nunca con agua demasiado caliente.

También puedes considerar las opciones naturales, más económicas y menos agresivas con tus mechas. Muchos de los tratamientos caseros resultan más eficaces si se combinan con champús de manzanilla o camomila, preparados a base de ingredientes ecológicos y naturales. Por ejemplo, la infusión de manzanilla ayuda a dinamizar el color, solo tienes que usar una taza de manzanilla concentrada y que esté fría o tibia para luego aplicar como último enjuague después de cada lavado del cabello. Puedes añadir dos gotitas de limón para potenciar los efectos.

Siguiendo con los métodos naturales, prepara una infusión de limón y después aplícala sobre toda tu cabellera. Espera 10 minutos y enjuaga con agua fría. Este tratamiento resulta igualmente efectivo para combatir la caspa y la seborrea.

Mezcla media taza de flores de manzanilla con tres tazas de agua hirviendo. Deja que repose por unos 40 minutos y agrega el zumo de tres limones. Lava tu melena con esta mezcla después de utilizar tu champú.

Para resaltar el brillo natural de tus mechas rubias o castañas siempre puedes acudir al vinagre de manzana. Mezcla una taza con una medida de vinagre y añade la misma cantidad de agua en el aclarado más reciente y tu pelo se verá libre de toda impureza.